Muchos de los jóvenes, niñas y niños se sienten orgullosos de sus llamas y cuentan a los pobladores vecinos que sus llamas son el resultado de mucho trabajo y sacrificio. La experiencia ha sido muy positiva.

Día de la Educación: educación en Bolivia

Bolivia

Jan 23, 2024

El 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación. Este año, os compartimos la reflexión de Raúl Quinteros Rocha, jefe de la Unidad de Asuntos Administrativos de la Dirección Departamental de Educación de Cochabamba, sobre el estado de la educación en Bolivia.

Se trata de una reflexión muy interesante y que nos muestra la necesidad de actuar, a través de iniciativas como "Al cole, ¡sobre ruedas!" para impulsar la educación en zonas rurales de Bolivia. Te invitamos a conocer este reto y a participar en él, ¡solo queda un mes para alcanzar el objetivo!

En los últimos años, Bolivia ha experimentado avances significativos, aun así, todavía se enfrenta a numerosos desafíos y brechas que deben ser abordados para lograr una educación de calidad y equidad para todos los bolivianos.

Uno de los avances más destacados es la ampliación de la oferta y cobertura educativa, como también la implementación del Programa Nacional de Alfabetización y Educación Alternativa que ha permitido reducir el analfabetismo en el país. Además, se implementaron políticas de inclusión educativa para garantizar el acceso a la educación de grupos históricamente excluidos, como los pueblos indígenas y las personas con discapacidad. Sin embargo, aún existen importantes desafíos por enfrentar en el sistema educativo boliviano como la calidad educativa, ya que los índices de desempeño estudiantil se mantienen todavía bajos en comparación con otros países.

Otro desafío importante es reducirlas brechas de desigualdad existentes en el acceso y la calidad de la educación. A pesar de los avances en inclusión educativa, aún persisten desigualdades en términos de acceso a la educación en zonas rurales y áreas urbanas marginales. Además, existen diferencias significativas en la calidad educativa entre regiones y entre los diferentes niveles educativos. Para enfrentar estos desafíos, es necesario fortalecer la inversión en educación, tanto a nivel nacional como local a partir de los gobiernos municipales con la finalidad de garantizarlos recursos suficientes para infraestructura, equipamiento, servicios básicos y capacitación docente. En resumen, la educación en Bolivia ha experimentado avances significativos, pero todavía enfrenta importantes desafíos.

Es necesario continuar trabajando en fortalecer la formación docente, mejorar los programas de estudio y reducir las brechas de desigualdad en el acceso a la educación. Asimismo, se requiere una mayor inversión y una participación activa de la sociedad, autoridades, padres de familia y sociedad civil, para lograr una educación de calidad y equidad para todos los bolivianos.

Por otro lado, la educación en la zona rural de Bolivia juega un papel crucial en el desarrollo del país y de la propia población. Es a través de la educación que los niños y jóvenes pueden adquirir nuevos conocimientos, habilidades y fortalecer sus capacidades, que son necesarios para su crecimiento personal y profesional, así como para contribuir al desarrollo económico y social de la nación.

En la zona rural de Bolivia, el acceso a la educación suele ser más limitado que en las áreas urbanas o poblaciones concentradas poblacionalmente. Según los datos existentes solo el 77% de los niños de zonas rurales asisten a la escuela primaria, en comparación con el 88% en las áreas urbanas. Esto se debe a diversos factores, como la falta de caminos, transporte, distancia, infraestructura educativa en el lugar, la formación de los maestros y la pobreza en la que viven las familias rurales. Sin embargo, la educación en la zona rural es fundamental para romper el ciclo de pobreza y promover el desarrollo sostenible.

Al recibir una educación de calidad, los niños y jóvenes adquieren las herramientas necesarias para mejorar su calidad de vida y la de su comunidad. Por ejemplo, la educación les permite desarrollar habilidades en lectura, escritura, matemáticas y desarrollo de capacidades productivas que son esenciales para el ejercicio de cualquier profesión y para el desarrollo de la sociedad en general.

Además, la educación en la zona rural puede contribuir al desarrollo económico del país. El informe del Banco Mundial muestra que la tasa de retorno de la inversión en educación rural es alta, ya que cada año adicional de escolaridad puede aumentar los ingresos de una persona en un 10%. Esto significa que una mejor educación en la zona rural puede impulsar el crecimiento económico y reducir la desigualdad de ingresos en Bolivia.

Otro aspecto importante de la educación en la zona rural es el fortalecimiento a los valores y actitudes personales y comunitarias en el marco del Modelo Educativo Socio comunitario necesarios para el desarrollo de una sociedad justa y equitativa. A través de la educación, se puede fomentar el respeto, la igualdad de género, la tolerancia y el espíritu de cooperación, lo cual contribuirá a construir una sociedad más inclusiva, consciente de sus derechos, responsabilidades y libres de violencia.

La educación no solo se trata de transmitir conocimientos académicos, sino también de promover el desarrollo de habilidades socioemocionales, como el pensamiento crítico, la creatividad y la resolución de problemas.

Estas habilidades son fundamentales para el éxito personal y profesional en la sociedad actual. Además, invertir en educación contribuye a fortalecer la democracia y la ciudadanía. La educación contribuye a formar ciudadanos responsables y activos actores de cambio de sus comunidades.

A través de la educación, los niños, niñas y jóvenes aprenden sobre sus derechos y responsabilidades como ciudadanos, desarrollan habilidades de pensamiento crítico y aprenden a participar de manera consciente y activa en la sociedad y fortalecen sus capacidades técnicas, tecnológicas y productivas. Esto es especialmente importante en un país como Bolivia, donde la participación ciudadana y el ejercicio de los derechos democráticos son fundamentales para construir un país más justo y equitativo.

La educación, de modo general en los distintos niveles (Inicial, Primaria, Secundaria y de Adultos), brinda a los niños y jóvenes numerosas oportunidades, ya que, a través de ella, se les ofrece la posibilidad de acceder a un aprendizaje de calidad que les permita desarrollar sus capacidades, habilidades y destrezas en pos de una formación integral y holística. Además, se promueve la igualdad de oportunidades, brindando educación inclusiva, gratuita y accesible para todos según las modalidades de atención. La educación también fomenta el espíritu emprendedor y la creatividad, preparando a los jóvenes para enfrentar los desafíos del mundo laboral mediante una formación técnica tecnológica y se les brinda la oportunidad de adquirir conocimientos científicos y productivos; lo que les facilita el acceso a empleos mejor remunerados y abre un abanico de oportunidades y posibilidades para su futuro.

Licenciado Raúl Quinteros Rocha
Jefe Unidad de Asuntos Administrativos de la Dirección Departamental de Educación de Cochabamba