Muchos de los jóvenes y niños se sienten orgullosos de sus llamas y cuentan a los pobladores vecinos que sus llamas son el resultado demucho trabajo y sacrificio. La experiencia ha sidomuy positiva, lo mejor que les ha pasado.

La historia de Yohaira

República Dominicana

Mar 5, 2021

El 8 de marzo se celebra el Día de la Mujer Trabajadora.

Desde la Asociación Nuevos Caminos, queremos dedicárselo, un año más, a todas las mujeres que rodean nuestro trabajo (¡y qué son muchas!).

Como Yohaira Medina, que compartió su historia y su sueño de estudiar una carrera en nuestra Revista 2020.

¡Ella es nuestra voz protagonista en este Día de la Mujer!

Hola, mi nombre es Yohaira Medina, tengo 24 años de edad. Soy la cuarta de cinco hermanos y resido en la comunidad del Km 15 de Azua, al sur de la República Dominicana. Tengo una hermana especial que es mi razón de ser, la luz de mi hogar.

Desde muy pequeña soñaba con poder estudiar una carrera universitaria, pero no cualquiera, sino comunicación social, razón por la cual empecé a involucrarme en actividades sociales de ámbito educativo, religioso y cultural. Quería involucrarme en cualquier área que me permitiese interactuar con un público y sentirme plena.

A medida que pasaban los años mis deseos de poder estudiar mi carrera eran mi más fuerte motor para continuar. En julio del año 2014 terminé el bachillerato y, aunque mis ganas de estudiar eran fuertes, mis recursos económicos no me permitían cursar una carrera, así que seguí desarrollando presentaciones para actividades culturales, impartiendo clases en un centro infantil de forma voluntaria, dando catequesis para niños, etc.

Todo cambió cuando en enero de 2015 recibí la noticia de que sería becada para estudiar la carrera universitaria que tanto había soñado.  Aunque mi objetivo era estudiar comunicación social, para poder hacerlo tenía que trasladarme a otra provincia y los gastos serían muy elevados. Todo tiene su lado bueno y malo. Así que me dije: estudiaré otra carrera, una que me ayude a ganar un salario, no me quedaré sentada viendo pasar los años. Tomé la decisión de estudiar contabilidad en una universidad de mi misma provincia y ahí inició mi travesía: aprendí a amar mi carrera hasta tal punto que realicé simultáneamente varios cursos relacionado con la misma.

Pero las sorpresas para mí no se detenían, y el 7 de enero del año 2019 empecé a trabajar en la Parroquia Sagrada Familia como “seconty”, apoyando en diversas tareas. Como tenía que ser secretaria y contable a la vez, se me encendió “el bombillo” y diseñé este nombre para mi puesto.

Desde entonces, a través de la parroquia he podido ver y participar en actividades que cambian vidas en favor de los más necesitados, aprendiendo a valorar las acciones realizadas.

Para concluir mi historia, os cuento que finalmente el 9 de julio del 2019 me gradué como Licenciada en Contabilidad y aún mantengo mi gran sueño de ser comunicadora. Eso sí, sin descuidar mi trabajo, que ahora lo considero más que un trabajo, ¡una meta en la vida!

Solo me resta agradecer a Nuevos Caminos y a la Comunidad de San Pablo toda su colaboración. Es muy cierto que nos están abriendo caminos a muchos como yo, y somos nosotros quienes decidimos cómo los queremos caminar.

Yohaira Medina

Yohaira es una de las 50 jóvenes que cada año becamos en Sabana Yegua, con el apoyo de entidades como la Fundación Mapfre, la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora (FIDEM) y la Fundación Maite Iglesias. Gracias a esta beca, consiguen estudiar una formación superior que les facilita el acceso al empleo y su desarrollo personal y profesional.

Por eso, queremos dedicar este Día de la Mujer a las mujeres como Yohaira, que abren el camino a muchas otras estudiantes, y dar las gracias a todas las personas y entidades que hacen que este proyecto sea posible.