Cancelar

Dona

Pupitres para la Escuela de Oda

¡Las nuevas aulas de la Escuela de Oda ya están construidas! Solo nos faltan montar los pupitres para que puedan recibir a sus alumnos y alumnas.

                          ¡LO HEMOS CONSEGUIDO!

Con vuestro apoyo, hemos logrado instalar todos los

pupitres necesarios. ¡Muchas gracias!

Si quieres colaborar con Sendera para que desarrollemos

más proyectos como este, visita la página DONA.

Queremos ver las aulas…¡Llenas de ilusión por aprender!

Ya han pasado seis meses desde que el 16 de marzo cerraron las aulas en Etiopía por la llegada del coronavirus. Hoy, Etiopía es el cuarto país con mayor número de casos en el continente africano.

En este tiempo, la pandemia ha cambiado el ritmo de vida de millones de personas en todo el mundo y muchas cosas se han parado en seco…

Por suerte, no ha evitado que cumpliésemos el sueño con el que empezamos el año: construir nuevas aulas para la Escuela de Oda.

En marzo se iniciaron las obras y todos estos meses nos hemos afanado por conseguir que estuvieran terminadas a tiempo. Solo nos falta esperar a que se den las condiciones sanitarias adecuadas para que los alumnos y alumnas puedan volver a la Escuela con total seguridad. Y otra cosa muy importante…

¡Necesitamos construir 100 pupitres para equipar las aulas! ¿Nos echas una mano?

Envía un pupitre completo

Dona un pupitre a la Escuela de Oda

¡O los que tú quieras!

150€ son 2 pupitres

300€ son 4 pupitres

600€ son 8 pupitres

1200€ son 16 pupitres

Educación en tiempos de Covid-19

La situación del sistema educativo etíope ya se encontraba comprometida antes de la pandemia, con una población escolar muy amplia y creciente. En Meki, la capacidad total de las escuelas primarias de la zona es de unos 23.800 alumnos, mientras que el total de niños y niñas menores de 14 años en el distrito supera los 42.400.

Además, el cierre de las escuelas ha afectado con mayor intensidad a los estudiantes de primaria, con los que trabajamos habitualmente.

Estos jóvenes, de entre 6 y 14 años, todavía no tienen capacidad ni medios para seguir aprendiendo de forma autodidacta como pueden hacerlo los más mayores.

A esto se añade el hecho de que las familias se encuentran a menudo limitadas por la escasez de recursos educativos, conocimiento y tiempo. Tras seis meses con las aulas cerradas, muchos niños y niñas habrán empezado a trabajar y a dedicar su tiempo a tareas domésticas para ayudar en casa, aumentando el riesgo de que no regresen a las aulas cuando se produzca el inicio del curso escolar.

¡Queremos animarles a volver con nuevas aulas y pupitres a estrenar!

YO TAMBIÉN QUIERO ENVIAR UN PUPITRE

Las herramientas para facilitar que el alumnado siga aprendiendo desde casa son prácticamente inexistentes. Existe una gran brecha, entre las zonas rurales, donde trabajamos, y las urbanas, en el acceso a televisores, radio o Internet, del que solo dispone de forma regular un 2% de la población.

Por eso, en Meki, la esperanza se encuentra en que las autoridades locales tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad del alumnado y que los niños y niñas puedan volver a las aulas de forma presencial a lo largo del mes de septiembre.

Llevamos años trabajando en la mejora de las infraestructuras de la Escuela de Oda. La construcción de las cuatro nuevas aulas ha sido posible gracias al apoyo que recibió la campaña «¿Qué hace falta para ser un Rey Mago?».

Además, ha sido esencial la determinación de nuestro equipo de trabajo que, manteniendo todas las medidas de seguridad y recomendaciones del gobierno etíope, ha velado en todo momento por la continuidad del proyecto.

Aquí os mostramos parte del proceso de construcción:

La construcción y equipación de nuevas aulas permitirá que…

Se puedan incorporar nuevos estudiantes a la Escuela.

Hasta ahora, eran unos 1.200 niños y niñas, que serán muchos más cuando la situación sanitaria  permita el inicio del curso y las aulas cuenten con los pupitres necesarios.

Todos puedan completar hasta el último curso de Educación Primaria (8º).

Antes la Escuela solo podía ofrecer hasta 6º, por lo que el alumnado tenía que cambiar de centro al finalizar el año y muchos dejaban de estudiar sin terminar el ciclo de Primaria.

¡Gracias por poner de tu parte!

NUESTRO OBJETIVO

Tu donación es deducible

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
DONA A TRAVÉS DE TRANSFERENCIA
HAZ UN BIZUM
LLÁMANOS

DONA A TRAVÉS DE TRANSFERENCIA

ES37 2100 3004 1622 0031 6043

HAZ UN BIZUM

00296

Abre la aplicación de tu banco, introduce el código y la cantidad a donar.

LLÁMANOS

915 776 897

O mándanos tu teléfono por email a
info@senderaong.org ¡y te llamamos!

Queremos ver las aulas…¡Llenas de ilusión por aprender!

Ya han pasado seis meses desde que el 16 de marzo cerraron las aulas en Etiopía por la llegada del coronavirus. Hoy, Etiopía es el cuarto país con mayor número de casos en el continente africano.

En este tiempo, la pandemia ha cambiado el ritmo de vida de millones de personas en todo el mundo y muchas cosas se han parado en seco…

Por suerte, no ha evitado que cumpliésemos el sueño con el que empezamos el año: construir nuevas aulas para la Escuela de Oda.

En marzo se iniciaron las obras y todos estos meses nos hemos afanado por conseguir que estuvieran terminadas a tiempo. Solo nos falta esperar a que se den las condiciones sanitarias adecuadas para que los alumnos y alumnas puedan volver a la Escuela con total seguridad. Y otra cosa muy importante…

¡Necesitamos construir 100 pupitres para equipar las aulas! ¿Nos echas una mano?

Envía un pupitre completo

Dona un pupitre a la Escuela de Oda

¡O los que tú quieras!

150€ son 2 pupitres

300€ son 4 pupitres

600€ son 8 pupitres

1200€ son 16 pupitres

Educación en tiempos de Covid-19

La situación del sistema educativo etíope ya se encontraba comprometida antes de la pandemia, con una población escolar muy amplia y creciente. En Meki, la capacidad total de las escuelas primarias de la zona es de unos 23.800 alumnos, mientras que el total de niños y niñas menores de 14 años en el distrito supera los 42.400.

Además, el cierre de las escuelas ha afectado con mayor intensidad a los estudiantes de primaria, con los que trabajamos habitualmente.

Estos jóvenes, de entre 6 y 14 años, todavía no tienen capacidad ni medios para seguir aprendiendo de forma autodidacta como pueden hacerlo los más mayores.

A esto se añade el hecho de que las familias se encuentran a menudo limitadas por la escasez de recursos educativos, conocimiento y tiempo. Tras seis meses con las aulas cerradas, muchos niños y niñas habrán empezado a trabajar y a dedicar su tiempo a tareas domésticas para ayudar en casa, aumentando el riesgo de que no regresen a las aulas cuando se produzca el inicio del curso escolar.

¡Queremos animarles a volver con nuevas aulas y pupitres a estrenar!

YO TAMBIÉN QUIERO ENVIAR UN PUPITRE

Las herramientas para facilitar que el alumnado siga aprendiendo desde casa son prácticamente inexistentes. Existe una gran brecha, entre las zonas rurales, donde trabajamos, y las urbanas, en el acceso a televisores, radio o Internet, del que solo dispone de forma regular un 2% de la población.

Por eso, en Meki, la esperanza se encuentra en que las autoridades locales tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad del alumnado y que los niños y niñas puedan volver a las aulas de forma presencial a lo largo del mes de septiembre.

Llevamos años trabajando en la mejora de las infraestructuras de la Escuela de Oda. La construcción de las cuatro nuevas aulas ha sido posible gracias al apoyo que recibió la campaña «¿Qué hace falta para ser un Rey Mago?».

Además, ha sido esencial la determinación de nuestro equipo de trabajo que, manteniendo todas las medidas de seguridad y recomendaciones del gobierno etíope, ha velado en todo momento por la continuidad del proyecto.

Aquí os mostramos parte del proceso de construcción:

La construcción y equipación de nuevas aulas permitirá que…

Se puedan incorporar nuevos estudiantes a la Escuela.

Hasta ahora, eran unos 1.200 niños y niñas, que serán muchos más cuando la situación sanitaria  permita el inicio del curso y las aulas cuenten con los pupitres necesarios.

Todos puedan completar hasta el último curso de Educación Primaria (8º).

Antes la Escuela solo podía ofrecer hasta 6º, por lo que el alumnado tenía que cambiar de centro al finalizar el año y muchos dejaban de estudiar sin terminar el ciclo de Primaria.

¡Gracias por poner de tu parte!

Objetivo:

17000